Despalillado de la vid

Cuando ya tengamos la uva. Procedemos al siguiente paso, romper las uvas y retirar las partes vegetales del racimo. Si queremos que el vino sea blanco, también debemos realizar el prensado de la uva justo después de este paso. Para vino tinto, se realizará más adelante.

despalillado

Para este proceso se usa una despalilladora, que es una maquina que rompe la uva y quita los ramilletes de los racimos de uva. Es una máquina que tiene un coste. También podemos comprar una trituradora, y quitar a mano las partes vegetales. Aquí tenéis un kit en Amazon de una trituradora y una prensa pequeñas.

Se recomienda pasar la uva dos veces para romperla totalmente. Al final del proceso nos quedará como en la imagen. Y a partir de aquí, si queremos vino tinto, lo llevamos al deposito donde vayamos a fermentarlo. Pero si queremos vino blanco, lo prensamos y después lo llevamos al deposito para fermentarlo.

Esta diferencia, se debe a que el vino tinto coge el color de la piel de la uva, por lo que debemos fermentar el mosto junto con la piel, pero en el blanco no ya que no tiene que coger color.