Recogida de la uva

Este es un paso muy importante, debemos hacerlo en el momento ideal para luego tener un buen vino. El momento ideal será entre agosto y octubre, dependerá de la variedad, el clima y muchos factores. Pero la manera exacta de saberla es calculándolo, para ello usaremos un refractómetro.

 Es muy simple de usar, cogemos una uva, extraemos un poco de zumo, y echamos un par de gotas en el refractómetro, al mirar a través de el, nos indica «la cantidad de azúcar» y nos hace una estimación de los grados de alcohol que tendrá nuestro vino.

En la imagen podemos ver las dos columnas, tomando varias muestras, podremos decidir cuando recoger la uva. Para ello lo ideal es que los vinos tintos estén entre 13º-15º y los blancos entre 10º-11º

En el momento que alcancen los grados deseados, procedemos a cortar los racimos. 

estimacion de alcohol
uva tinta

Durante la recogida de la uva, debemos de seleccionar los racimos y descartar aquellos que aún no estén totalmente maduros o que veamos que tienen algún problema.

Los iremos depositando en cajas o cestos pero evitando que se aplasten por el peso. 

Se recomienda realizar el despalillado en el mismo día, para mantener la calidad de la uva