Siembra de la vid

Este fase la realizamos entre el invierno y la primavera, que es cuando las plantas se encuentran en parada vegetativa. Pero antes de ello vamos a realizar unos pasos previos para preparar el terreno. 

Debemos limpiarlo, eliminando restos vegetales y piedras de gran tamaño. Además ayudaría remover el terreno para que nuestras plantas puedan enraizar con mayor facilidad.

Después de la preparación, debemos marcar donde irán situadas las plantas. Lo ideal es que las filas tengan una orientación Norte-Sur. Para aprovechar más los rayos solares. 

Una vez marcado el suelo, debemos de realizar los agujeros, ya sea manualmente. o con maquinaria.

Estos deben de permitir que la planta quede enterrada casi en su totalidad. Para ello debemos realizarlos de una profundidad de unos 40 cm y un diámetro de unos 10 cm. 

Una vez hechos podemos añadir un poco de turba en el fondo, y también rellenar el agujero. De esta manera le proporcionaremos nutrientes para que empiece a enraizar. 

Una vez sembradas, debemos regar la plantas, para ello verteremos 1 L de agua por planta. 

En la imagen podemos ver como quedaría. En este caso también hemos instalado el sistema de riego por goteo.

viñedo